Carillas de Porcelana: El mejor tipo de carillas dentales

Es un tratamiento estético dental con el que se enmascara ciertas malformaciones en cuanto a forma color e incluso la posición de los dientes consistiendo en la adherencia mediante un cemento de resina de unas laminas de porcelana creadas a medida  sobre la superficie frontal de las piezas dentales. Suele aplicarse a las piezas dentales de la zona de la sonrisa.

colocacion de carillas de porcelana

Este articulo es la continuación del articulo carillas dentales escrito hace un tiempo

La diferencia con las fundas o coronas dentales es que estás se tratan de un capuchón que envuelve toda la pieza dental y se usa por temas de estética pero también por temas de funcionalidad al existir un deterioro en la pieza dental. Para llevar a cabo la implantación de estas fundas es necesario limar toda la pieza dental para rebajar el grosor de la misma y poder colocar así la corona sin agrandamiento visible.

La implantación de las carillas dentales de porcelana es un tratamiento que requiere de dos visitas al odontólogo o dentista:

  •  En la primera de ellas se procede, si es necesario a un limado superficial de la parte frontal del diente y se toma la medida exacta de las carillas mediante moldes, realizándose esta operación por el odontólogo.

Acto seguido interviene el laboratorio dental o protésico dental para la configuración de las carillas atendiendo a los moldes, brillo, color y forma concretado entre el paciente y el dentista

    •  En la segunda sesión Una vez que han sido creadas por el laboratorio dental se procede a pegarlas a las piezas dentales mediante un pegamento especial y de gran adherencia, la habilidad del especialista que coloque las laminas es fundamental para que el resultado sea perfecto.

 

 Carillas de porcelana: Sus características

Existen una serie de trucos para blanquear los dientes pero lo más aconsejable es contar con el asesoramiento de un especialista tanto para seguirlos como para implantar las carillas sino queda más remedio.

Es un tratamiento indoloro y que tiene gran perdurabilidad en el tiempo, siendo esta una de las diferencias existentes con las carillas de composite.

El coste económico de cada carilla dental de porcelana es elevado ya que debe intervenir un odontólogo para la preparación del diente y la implantación de la lamina y por otro lado un laboratorio dental para que realice las laminas de porcelana de una forma perfecta. No existe un precio estándar ya que depende de cada clínica odontológica pero podríamos dar la cifra orientativa de 500 a 700 euros por cada carilla implantada, pero incluso pueden superar dicha cantidad.

Es un tratamiento que requiere un grado alto de experiencia y conocimientos estéticos ya que una vez realizado el tratamiento no es reversible a no ser con la rotura de la lamina, ya que su adherencia es perfecta manteniéndose esta en estado optimo, tanto en color, brillo y aspecto (no produciéndose tinte con los alimentos ni siquiera con el alcohol o el café)  en torno a 15 o 20 años dependiendo de diversos factores como el grado de especialización del odontólogo que las coloco y las variables propias de salud bucodental propias de cada paciente.

Otra de las grandes ventajas es que una vez implementada esta solución odontológica no retiene la placa bacteriana con lo que no existe acumulación de sarro con lo que la salud dental es óptima cosa que no ocurre con las piezas dentales sin tratamiento.

Las carillas de porcelana no traen efectos secundarios si ha sido correctamente adherido y una vez bien cimentado se puede tomar alimentos sólidos y líquidos con total normalidad.

 

Es infrecuente anomalías como ruptura o desprendimiento de la carilla dental pero de producirse en el primer caso se debe construir una nueva y en el segundo caso se debe cimentar de nuevo, pero tanto una como otra operación debe realizarse por especialistas de una clínica odontológica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *