Como cuidar la salud buco dental

La falta de higiene bucal provoca que las visitas al dentista sean desagradables porque suelen venir motivadas por tratamientos para eliminar el sarro, la placa bacteriana, colocación de ortodoncia etc.

Aun sigue habiendo entre la población una falta de cultura del cuidado de la dentadura lo que motiva que con el paso de los años pocas sean las personas que tengan unos dientes perfectos y que no hayan tenido que ser completados con empastes, carillas dentales o coronas.

 

 

¿Cuáles son los medios para una higiene bucal correcta?

Son tres los instrumentos que debemos utilizar a diario para que nuestra boca goce de buena salud y no padecer enfermedades como la gingivitis, periodontitis, el sarro, placa bacteriana, perdida de hueso molar, etc.

Uso del cepillo de dientes: Aun son pocas las personas que lo usan después de cada comida, la mayor parte de la gente solo se cepilla los dientes una o dos veces al día, cuando lo recomendado por los dentistas es hacerlo 3 veces al día.

El cepillado debe ser usado con una pasta de fluor para evitar la aparición del sarro. El cepillado debe ser realizado desde atrás hacia adelante, y de arriba abajo, hay que tener cuidado con un frotamiento excesivo porque si no a la larga perderemos parte del esmalte dental.

Debe ser completado con el enjuague de la boca con un colutorio para eliminar gérmenes y bacterias.

como cepillarse los dientes

Hilo dental: Son pocas las personas que utilizan este instrumento que tiene por objeto eliminar los restos de comida que puedan quedarse entre los dientes, como trocitos de frutas, semillas de las fresas, etc. También se lo conoce como seda dental.

 

Irrigador dental: Es el instrumento más perfecto que existe en la actualidad y el número de ventas se ha multiplicado por 10 en los últimos años, porque es el aparato ideal para conseguir una perfecta limpieza buco dental.

 

Los irrigadores bucales domésticos son muy similares en su funcionamiento a los que existen en las clínicas dentales, consiste en un pequeño depósito donde se mezcla agua con un poquito de colutorio, una pequeña bomba eléctrica y una boquilla a través de la cual sale chorros de agua a presión.

Los mejores son aquellos que tienen un depósito de unos 600 ml y que cuenta con diversas boquillas, cada una diseñada para una tarea específica: limpieza interdental, limpieza lingual, etc.

 

Las marcas mas conocidas son Waterpick y Oral B, cualquiera de las dos tienen modelos muy similares y con unos precios bastante parejos, la opción mas barata para comprar irrigadores dentales es de forma online, en tiendas como Amazon y similares.

 

La venta online de productos de odontología se ha disparado en el último año porque son regalos muy prácticos y apreciados por la gente porque son accesorios para el cuidado de la salud.

 

Un irrigador de encimera, con diferentes boquillas para ser utilizado por toda la familia, puede tener un precio entre 60 y 80 euros (menos de lo que cuesta un simple empaste de un diente) con lo que la inversión se amortiza muy rápidamente.

Hay dos tipos de irrigadores:

Los de encimera o domésticos recomendados para el uso de toda la familia, dónde las boquillas se pueden intercambiar para que así cada miembro de la unidad familiar tenga la suya propia y se evite la trasmisión de infecciones bucales entre ellos.

Los irrigadores portátiles: Orientados para aquellas personas que viajan mucho y cuyo tamaño (similar al de un cepillo de dientes eléctrico) es ideal para llevarlo en el neceser. El deposito de agua es mas pequeño pero  con capacidad suficiente para limpiarse la boca durante una semana. El más popular y más vendido es el irrigador portátil panosonic, el cuál cuanta con opiniones muy favorables entre las personas que ya lo han probado.

irrigador portatil para viajes de panasonic

 

¿Quiénes deben usar irrigadores dentales?

Está recomendado para todas las personas, en niños se les debe iniciar en su uso a mínima potencia para que no les desagrade el chorro a presión sobre las encías, e ir aumentando la potencia del chorro de agua.

 

Su uso es imprescindible para personas con ortodoncia, dentaduras postizas, brackets, coronas y similares porque de no conseguir una limpieza perfecta la aparición de infecciones bucales será una constante.

 

El uso continuado de estos instrumentos (cepillo de dientes, seda dental, irrigador bucal) previenen enfermedades buco dentales como gingivitis, halitosis, caries, piorrea, candidiasis oral, periodontitis

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *